Belleza, Salud y Bienestar

Presoterapia

¿Qué es la presoterapia?

Finalidad
La presoterapia es un masaje profundo y efectivo, que ayuda a mejorar la circulación de retorno tanto en el sistema linfático (drenaje linfático) y la circulación venosa.

Cobertores neumáticos
Unas cámaras hinchadas por aire que se emplazan en las piernas, los brazos y el cuerpo (a veces de forma aislada).

Cualidades
La presoterapia es ideal para luchar efectivamente contra la celulitis y la grasa localizada y, en general, para apoyar el adelgazamiento y el modelado corporal.

Compresor electrónico inteligente
Comprime y descomprime las cámaras de forma controlada y secuencial.

En la zona tratada, la reducción del acúmulo de líquidos y otras sustancias y el aumento de la circulación de retorno que produce el aparato de presoterapia, ayudan a eliminar toxinas y grasas y aportan más oxígeno, lo que permite una mejora del metabolismo y la movilización de las grasas localizadas para su posterior expulsión.

Es un complemento ideal para otras terapias estéticas que luchan contra la celulitis y la grasa localizada.

Por todo ello, la presoterapia es un complemento ideal para otras terapias estéticas que luchan contra la celulitis y la grasa localizada, tanto en métodos no invasivos (radiofrecuencia y la cavitación) como invasivos (liposucción) donde se utiliza para preparar al paciente antes de la cirugía o para terminar de asentar el trabajo después.

Pero no es un simple tratamiento estético. Las máquinas de presoterapia se convierten en inmejorables aliados para la salud, lo que hace que se empleen también para usos médicos relacionados con la retención de líquidos (enemas), trastornos venosos (varices), disfunciones del sistema inmunitario, rehabilitación de lesiones, artritis, artrosis, fibromialgia…



Drenaje linfático y presoterapia

El sistema linfático forma parte del sistema circulatorio y su misión es transportar la linfa.

El drenaje linfático fue desarrollado en 1932 por el matrimonio danés compuesto por Emil y Astrid Vodder que experimentaron nuevos masajes terapeúticos para mejorar la vida de los enfermos crónicos.

El drenaje linfático de los Vodder fue presentado a la comunidad médica internacional como una técnica de regeneración de la piel y del sistema linfático. Desde el principio fue todo un éxito rápida y ampliamente aceptado por la práctica médica .
Este líquido transparente está compuesto por sustancias de alto contenido graso y otros nutrientes procedentes del intestino; glóbulos blancos y por el exceso de líquidos que expulsan los capilares sanguíneos y que se acumula en los espacios intracelular (dentro de las células) o intersticial (entre las células). Este líquido es drenado por los capilares y los vasos linfáticos a las venas subclavias.

El lento desplazamiento de la linfa obedece a las contracciones musculares, el pulso arterial y los movimientos de las extremidades. Cuando los vasos linfáticos son obstruidos se producen acumulaciones de líquidos que producen hinchazones llamados edemas. Uno de los más conocidos es un linfedema secundario llamado celulitis.
El drenaje linfático favorece el movimiento de todas las materias orgánicas que componen la linfa, específicamente, por el tema que estamos tratando, la materia grasa y los líquidos, favoreciendo su tránsito por el sistema linfático y circulatorio, con lo que se evita su acumulación localizada.

El drenaje linfático de los Vodder, que, en origen era un masaje manual, evoluciona hacia la presoterapia que supone un masaje mecánico mucho más preciso, regular y controlado al contar con moderna tecnología que gestiona milimétricamente la presión y los ciclos de trabajo.