Belleza, Salud y Bienestar

Radiofrecuencia Facial

¿Cómo se aplica y para qué sirve la Radiofrecuencia Facial?

Antes de entrar de lleno en qué es y cómo funciona, es necesario que conozcas un poco más sobre el funcionamiento de nuestra piel.

Es el órgano de mayor tamaño del ser humano y tiene la función de aislarnos y protegernos del medio que nos rodea. Está formada por 3 capas:

La epidermis (es la zona visible y externa). Forma la primera barrera para protegernos de las agresiones del exterior.
La dermis (es la capa intermedia). Está formada por fibras elásticas y colágeno, responsables de mantener nuestra piel joven, tersa y elástica.

La hipodermis o tejido subcutáneo (es la parte más profunda, donde se almacena la grasa). Una de sus funciones es dotar de consistencia a la piel para evitar que se afloje.

Con el paso del tiempo, en nuestra piel se producen una serie de alteraciones físico-químicas que derivan en un envejecimiento de la misma, y como consecuencia de ello, a la aparición de arrugas y pérdida de elasticidad debido fundamentalmente a la pérdida gradual de 3 elementos fundamentales:

El colágeno, proteína que da firmeza a la piel, y cuya pérdida provoca que ésta se vuelva más débil y delgada.
La elastina, que es la responsable de la elasticidad.
El ácido hialuronico, que se encargan de retener la humedad.
Hoy en día existen multitud de tratamientos dermo-estéticos y con cirugía orientados a rejuvenecer la piel de nuestro rostro. El láser ablativo, la dermoabrasión o el peeling químico son algunos de ellos.

radiofrecuencia3

La Radiofrecuencia Facial, es una técnica innovadora no invasiva para el rejuvenecimiento facial y el tratamiento de la flacidez de la piel.

Se basa en la aplicación de ondas de radiofrecuencia que producen energía en forma de calor sobre el tejido subcutáneo estimulando la migración de fibroblastos, provocando la contracción de las fibras de colágeno, responsable de tensar las capas profundas de la piel, y fomentando su producción.

A este efecto se le conoce como colagenogénesis, que no es más que la formación de nuevo colágeno gracias al calor que se aplica en las capas profundas de la piel.
Así mismo y al producir un efecto vasodilatador, mejora notablemente la circulación de la sangre favoreciendo el aporte de nutrientes y oxígeno a las células y rejuveneciendo los tejidos profundos de la piel, lo cual le proporciona, a su vez, un aspecto joven, saludable y radiante.

Además actúa como acelerador en la pérdida de grasa localizada, por lo que es una técnica que también combate eficazmente la celulitis corporal.

radiofrecuencia4